Espirales hacia la Bancarrota

Hemos hablado en los últimos tiempos sobre cómo la destrucción del Euro y del Dólar debe llegar a través de la rendición económica de Europa y de los EEUU. Hemos visto que esto puede llegar a suceder por medio de un complejo mecanismo que tuvo su inicio en el alto endeudamiento de la población gracias al régimen de crédito casi automático impuesto por los bancos. Las elevadas deudas acumuladas por los estos como consecuencia de dicha política, fueron transmitidas a los estados mediante los planes de salvamento aprobados al sector bancario tanto en los EEUU como en Europa entre finales de 2008 y principios de 2009.
El efecto inmediato fue la calma de los mercados. Sin embargo esta calma tenía otro orígenes: se había conseguido finalizar con éxito la primera fase de un plan que parece pretender implantar un sistema de Reserva Federal Global en manos de unas cuantas familias de financieros y su entorno.Tras la consecución de dicho objetivo se entró en un periodo de transición en la que el crédito se vió cortado drásticamente. La consecuencia de este movimiento fue la caida de muchos pequeños y medianos negocios a pesar de que los bancos habían recibido hasta el último céntimo de sus deudas de papá estado, osea del pueblo.
En un contexto de alto paro y descontento social se inició la segunda fase: la atribución de los desfases económicos en las cuentas nacionales a todo tipo de escándalos políticos, a unas estructuras de mercado y financieras ‘rígidas’ y, sobretodo, a un mercado laboral poco flexible (osea despedir a un trabajador es aún más difícil de lo que pretenden que sea). No sabemos si estas exigencias que comenzaron a llegar desde las instituciones europeas y otras instituciones financieras globales como el FMI, el Banco Mundial, etc forman parte por si mismas de un objetivo prioritario para la Elite. Es más que probable que estas imposiciones tengan múltiples intenciones (como casi en toda acción planeada por la Elite). Por un lado justifican en el plano político una crisis que se gestó en el entorno financiero. Por otro lado también se iniciaba una lenta y pretendida “indignación” de la población. Además, y más importante aún, éstas están permitiendo una gran consolidación con las grandes multinacionales comprando todo tipo de competidores locales o viendo como estos desaparecen fruto de las deudas.

Como recientemente han publicado en el blog nomoriridiota.blogspot.com, esta “indignación” (una perspectiva a través de las hemerotecas sobre las medidas económicas y sociales rápidamente introducidas en los últimos tres años junto con el análisis comparado de todas las revueltas populares surgidas entre 2010 y 2011, evidencia que la “indignación” ha sido un proceso progresivo y global) tiene una función bien clara: que el pueblo sea el que exija el cambio hacia un modelo económico-financiero global, quizás gestionado por la ONU, que instaure el derecho de unos cuantos a imprimir todo el dinero planetario… es decir la supremacia definitiva de unos pocos sobre el resto. Fruto de la reflexión sobre los últimos acontecimientos, hemos llegado a la conclusión de que este plan sólo puede funcionar si la “indignación global” estalla antes de que las espirales hacia la bancarrota alcancen su destino. Si alguno de los paises amenazados por la espiral crediticia alcanzase la bancarrota antes de la explosión de “indignación controlada”, se produciría una situación tan agónica (paralización completa de la actividad financiera-comercial) que automáticamente se generaría una explosión de “indignación no controlada” que podría dar al traste con los planes de la Elite e inducir una revolución real de consecuencias imprevisibles.

Espirales hacia una bancarrota

Una bancarrota generalizada no resulta interesante pues la gente saldría a la calle pero ahora fuera del control de la Elite. Sin embargo llegar a la antesala de dicha situación puede ser tremendamente ventajoso. Entonces, la clave del éxito para la Elite podría radicar en la capacidad de que los pueblos ratifiquen sus oscuras intenciones tan sólo unos ‘instantes’ antes de la debacle anunciada… Por poner un nuevo símil ambientado en el juego del ajedrez, lo ideal sería estar a una jugada del jaque mate para poder negociar en condiciones ventajosas. La negociación no será otra que ofrecernos las tablas bajo un montón de condiciones que nos afectarán durante muchos años en el futuro.

Una vez transferida la deuda e iniciadas las maniobras de ‘indignación global’, el escenario estaba listo para el inicio de la tercera y definitiva fase: incremento de las deudas soberanas “en espiral ” por medio de rescates recurrentes hasta llegar a una situación de bancarrota…o quizás tan sólo hasta los momentos previos a la misma para evitar el mayor desastre económico y social desde la Gran Depresión a cualquier precio. Por lo tanto el modo de llegar a ese microsegundo antes del desastre en posición favorable se basa en crear endeudamientos en espiral en naciones que fueron severamente endeudadas tres años atrás para salvar a los bancos. El esquema a seguir es siempre el mismo: (A) las agencias de rating degradan al pais objetivo escudandose en su fuerte deuda y/o en su bajo crecimiento ecómico haciendo necesario recurrir a ‘rescates’ financieros que endeudan aún más al pais, (B) masivos recortes en el gasto de los estados que estacan aún más su crecimiento ecómico [la verdadera clave para reducir la deuda], y [C] los “indignados” tomando las calles, en lo que puede denominars un ‘secuestro’ de la sociedad para protestar por las circunstancias y exigir soluciones previamente diseñadas mediante el mecanismo de problema-reacción-solución.

(A) Espirales de deuda soberana.
El papel de las agencias de rating es clave en el inicio de dicha escalada. Si las naciones pudieran seguir obteniendo financiamento en las subastas de deuda pública, ésta no sería un problema [como de hecho ha sucedido en los últimos 15 años]. Había, pues, que dificultar el financiamento de las naciones para intensificar las preocupaciones por la deuda. Esta labor ha sido desempeñada sin rubor por las agencias de rating en el último año y medio: sembrar las dudas en aquellas naciones escogidas para iniciar el proceso como Grecia.
La arbitrariedad de estas agencias está fuera de toda duda. Sumiron a Grecia en la miseria en una altura en que su deuda ascendía al 10-11% del PIB. Simultáneamente el Reino Unido se movía en guarismos ligeramente inferiores y EEUU oscilaba entre el 12 y 13% sin que recibiesen ningún apercibimiento por ello.

Amartya Sen, premio Nobel de economía en 1998, escribía en el Guardian:

‘Este proceso [de estabilización de la Eurozona] deberá partir con la inmediata restricción del poder no contrastado de las agencias de rating, las cuales emiten sentencias y órdenes unilaterales. Sin embargo, se ha demostrado que estas agencias son difíciles de disciplinar’

Despromoviendo a Grecia en sus clasificaciones, hicieron imposible que esta pudiera financiarse en los mercados a un coste asumible. Esto ocurría allá por el mes de Mayo de 2010. Se tuvo que recurrir, pues, a una inyección de liquidez mucho más cara [pues esta viene con medidas que limitan su crecimiento económico a corto y medio plazo] de 110 millones de euros provinientes de la UE y del FMI. Pero este préstamo además de incrementar aún más la deuda, empeoraró la situación griega pues vinieron acompañadas de exigencias y recortes ecómicos radicales que facilitaron una nuevas despromociones este año. Tan sólo un año y medio después de aquellas acciones, el parlamento griego se veía obligado este pasado 29 de Junio a aprobar un nuevo plan de cortes por 28 millones de euros y privatizaciones por valor de 50 millones de euros [además de mantener la deuda se les obliga a vender su patrimonio a precio de saldo] para poder acceder al quinto tramo del rescate concedido en 2010 [12 millones de euros]. Casi en simultaneo, el Consejo Europeo aprobaba un segundo rescate por valor de hasta 120 millones de euros. Los primeros pasos para dirigir a Grecia a un anillo más profundo de dicha espiral se acababan de dar.

Peter Papaherakles escribía recientemente en americanfrepress:

“En el caso de Grecia, la crisis financiera fue creada por un fraude creado entre Wall Street, el IMF, los banqueros Europeos y los políticos corruptos Griegos durante la pasada década. Estas maniobras incluyeron sobornos y comisiones ilegales del conglomerado alemán Siemens [OR. Les suena el caso del AVE en España?] para construir el metro de Atenas, además de los enormes gastos derivados de las olimpiadas de 2004 [OR: si los países emergentes piensan que están libres de este esquema es mejor que empiecen a cuestionarse qué pasará cuando dejen de ser útiles: Cuál será el futuro post-olímpico de Brasil?]. Todavía peor, se gastaron miles de millones de euros en aviones y submarines militares de última generación a fabricantes europeos en manos de los mismos banqueros. [OR: de modo interesado se dejan en el tintero los costes derivados de escándalos aún más preocupantes como por ejemplo el de la Gripe A]. Los griegos claramente no se benefician de los préstamos ya que estos se dedican casi exclusivamente a pagar los intereses de anteriores préstamos. Es, pues, un hecho que en realidad no se ha prestado ningún dinero. En realidad se hicieron movimientos financieros derivando en la calificación de los intereses adeudados como pagados. Ni un centavo de los 150 mil millones de dólares prestados ha ido realmente a ayudar al pueblo griego. Y los prestatarios sabían bien lo que hacían porque eran cómplices de este fraude a la gente de Grecia.”

Como vemos, la espiral Griega se encuentra ya muy avanzaday, como definimos con anterioridad, casi a una jugada del jaque mate. Con una deuda de 340.000 millones de euros, hasta los bebés recién nacidos deben 30.000 euros por cuna.
De la inmediatez del desastre son conscientes periodistas y políticos locales como Kostas Pliakos, jefe de redacción del diario Eleutheros Typos:
“No, se acabó, ya no hay tiempo, esta vez es el fin. Las nuevas medidas de austeridad [para 2012-2015, que el Parlamento acabó aprobando ya hemos comentado] van a ser la puntilla, se van a cargar a la clase media”.
Haciéndonos eco de un artículo publicado en El Pais, Sofia Sakorafa, diputada independiente por Atenas y que abandonó hace un año el Pasok cuando se aprobó el primer plan de ajuste, la condición sine qua non impuesta por Bruselas y Washington para otorgar a Grecia el rescate de 110.000 millones de euros, declaraba haber votado no a la moción de confianza planteada por el primer ministro Papandreu y al nuevo programa de austeridad. “Va a ser la tumba de Grecia”, afirmaba. “Ningún griego se merece esta crueldad sin sentido, y menos aún por parte de nuestros socios europeos. El Gobierno quiere imponernos una ley que yugula el futuro, vamos a estar devolviendo intereses hasta que nos muramos sin recibir nada a cambio. Si me dijeran que con los recortes tendríamos mejor sanidad, mejor educación, mejores infraestructuras, sería la primera en votar a favor. Pero sólo nos van a quedar ruinas”. Cree en la Unión Europea, “pero esa UE de la que todos hablan existe solo en los papeles. Lo que quieren Alemania y Francia es tener protectorados en la zona”, opina.

El pasado 3 de Julio se reunían los ministros de economía de la UE para estudiar cuales serían los mecanismos del segundo rescate griego. Tras no llegar a ningún acuerdo, sumergían a la zona euro en un estado del incertidumbre límite que incluso nos hizo pensar en una muerte inminente del euro pues el ministerio de las finanzas griego alertaba que de no obtener liquidez antes del 15 de Julio Grecia podría colapsar. Conociendo a la Elite, puede que se haya tratado de un experimento psicológico para la mejor aceptación de dicha debacle cuando llegue el momento oportuno. Recordemos que la clave es evitar fuertes reacciones espontáneas y dirigir toda esa energía a través de los indignados.

Brinkmann e König escribía en el Süddeutsche Zeitung alemán sobre las posibles consecuencias de un colapso griego:

‘podría tener un efecto parecido al de la quiebra de Lehman Brothers en 2008, la cual supuso un shock para el sistema financiero global generando cortes en el crédito que afectarían a otros paises en dificultad como Irlanda o Portugal’

Este efecto ‘dominó’ puede acabar por transladar, en una especie de jugada maestra, la crisis de deuda soberana a los EEUU.
Esto podría conseguirse mediante la intervención del sector privado en el segundo rescate griego tal y como viene pidiendo a gritos la Canciller Merkel. König explica como algo que podría considerarse en principio positivo (los bancos auxiliando a las naciones por la situación en el que éstos las han sumido) puede ser un golpe maestro:

‘Aquellos bancos que han comprado títulos del estado griego han suscrito productos denominados credit default swap [cds], un tipo de derivados que funcionan como polizas de seguros garantizando el reembolso del patrimonio invertido en dichos títulos en el caso de un colapso griego. Muchas de las instituciones que han emitido estos títulos se encuentran en los EEUU y se ha estimado que podrían alcanzar los 75000 millones de euros junto con otros 44000 en productos parecidos’

Queda claro que una bancarrota griega sumiría a los EEUU en una situación similar, debilitando inmediatamente la posición y el futuro del dólar.

Finalmente el 21 de Julio se llegaba a un acuerdo sobre la financiación griega que ha creado otra falsa sensación de optimismo. Esta solución se ha basado en alargar los plazos de pago y reducir ligeramente los intereses. Sin embargo el capital acordado asciende a casi 160 mil millones de euros con una participación final de los bancos con títulos del gobierno griego de 49 mil millones de este montante.

[B] Recortes masivos que comprometen el crecimiento.
Como hemos visto los rescates vienen condicionados por la introducción de severos cortes en el gasto del estado, el cuál en otros tiempos muy recientes era considerado el motor del crecimiento económico.

Amartya Sen escribe:

‘En unos momentos en los que una buena parte de Europa procura reducir rápidamente su deuda con drásticos cortes en el gasto público,es de vital importancia entender las repercusiones de estas decisiones políticas sobre los ciudadanos y sus posibilidades de generar nuevos ingresos para el estado que favorezcan el crecimiento económico. Las llamadas al espíritu de sacrificio son como la filosofía del corsé: si los intentos de reequilibrar las finanzas se basan tan sólo en los cortes en el gasto, el único efecto posible es el sofoco del crecimiento económico. La estrategia de la reducción del déficit en base a sangre, sudor, y lágrimas ha encontrado su máxima expresión en paises que están en condiciones muy precarias como Grecia y Portugal. Habría que reflexionar sobre la tendencia a ignorar la importancia del crecimiento económico. Al final de la Segunda Guerra Mundial la enorme deuda pública de muchos paises causó fuertes preocupaciones, pero éstas se redujeron rápidamente gracias a un fuerte crecimiento económico. Igualmente, Bill Clinton se encontró con un fuerte déficit en 1992 el cual se redujo en gran parte durante su mandato gracias a los ingresos’

Por lo tanto parece claro que todo el mundo sabe cuales son las consecuencias de tanto corte:disminución de los ingresos y crecimiento de la deuda. Como en aquellas trampas para ratones, en las que tras el queso se encuentra el cepo, cada uno de los rescates es un mecanismo para amplificar la deuda y disminuir los recursos del pais en cuestión. Es por esto que hablamos de endeudamiento en espiral: cada rescate acerca al pais un poco más al agujero negro de la quiebra.

Pero además de los recortes en el gasto, se imponen nuevos impuestos con gran impacto social. Los nuevos impuestos acordados por el Gobierno griego, y bendecidos por la troika comunitaria -aún deben pasar el trámite de la votación parlamentaria-, una pareja con unos ingresos anuales de 65.000 euros pagará a partir de otoño 2.275 de euros en impuestos adicionales, denominados “tasa solidaria”. El mismo tipo de impuesto ha sido propuesto por el nuevo Gobierno Portugués utilizando exactamente el mismo nombre.

(C) Los “indignados”
Hemos hablado sobradamente sobre dicho fenómeno. Éste se caracteriza básicamente por dos cosas: es global y está instrumentalizado a través de individuos próximos a la Elite.
De lo primero no hay duda. El ahora conocido en España como movimiento 15M surgió de las convocatorias en facebook de una serie de plataformas. La más destacada se hacía llamar democracia Los indignados españoles se decidieron a actuar movidos entre otras organizaciones por una plataforma llamada Democracia Real Ya. Curiosamente estos coicidieron en tiempo y denominación con otro grupo de indignados griegos llamados Real Democracy, uno de los 18 grupos que acampan en Sintagma. Coincidencia? Luego este nombre sumió en los medios de comunicación y pasaron a ser calificados como los “indignados” o el movimiento 15 M. Además el modus operandi utilizado para las movilizaciones sociales coincide con la observada anteriormente en Irán, Egipto, Libia, Siria,etc.

Aunque se haya ganado las simpatías del público gracias a la gran inversión realizada en publicidad a través de las redes sociales, fundamentalmente, pero también por la gran cantidad de minutos que se les ha dado en televisión y los grandes medios de comunicación, sus cabezas pensantes son gente que se dedica a estudiar las potencialidades de las nuevas herramientas de comunicación social en la manipulación civil. El objetivo de dicha estrategia es “secuestrar” al movimiento ciudadano. Es decir, cuando llegue el momento en la que la gente salga a la calle para exigir el fin de esta serie de despropósitos a la que asistimos cada día; cuando el pueblo salga a decir que no aguanta más; en ese microsegundo previo al colapso financiero de occidente, los “indignados” deben haberse eregido ya como la plataforma a través de la cual la masa interponga sus peticiones a la clase dirigente para revertir la situación y ejecutar un cambio en el sistema. Tratándose de un movimiento “secuestrado”, probablemente la mayor parte de las peticiones de reformas que interpongan responderán a las necesidades de la Elite. De este modo se habrá aplicado una vez más, pero esta vez de un modo magistral, el principio del problema-reacción-solución que tan bien maneja la Elite.
Cabe señalar que estos “indignados” a pesar de que muchos de ellos son ajenos a su finalidad, no son peligrosos pues aún disfrutan de la cultura de ‘pan y circo’, y bien es sabido que mientras esto este todavía disponible una revolución no es tal. Solo en caso de un colapso real, esta masa se volvería peligrosa. Por eso pensamos que quizás no les sea interesante llegar a ese extremo.

Múltiples espirales se desarrollan en Europa

Pero las agencias de rating no se han conformado con iniciar dicho proceso en Grecia. También ejecutaron con sus decisiones el mismo esquema en Islandia, Irlanda, y Portugal. El orden simplemente responde a la lógica que hace más plausible de cara a la opinión pública el avanzar de un fenómeno real: los “supuestamente” menos desarrollados estados de la periferia europea caen en primer lugar en una especie de implosión hacia dentro de la UE. Los paises fuera de la eurozona están llevando mucho mejor la situación pues tienen la capacidad de devaluar su moneda para escapar del ‘agujero negro’. Es aquí donde parecen revelarse las verdaderas intenciones de este macro-esquema de Ponzi engendro de la ingeniería financiera del siglo XXI: su diseño indica claramente indica que su objetivo es acabar con el euro [un experimento que ha demostrado la posibilidad de instaurar una moneda global en un tiempo record y con buena aceptación social] y el dólar.

Portugal fue el penúltimo pais de la Eurozona en adentrarse en dicha espiral. El duo Sócrates-Passos Coelho bailó la conocida como “danza del PEC [Programa de Estímulos al Consumo]” e interpretando sus papeles de policía bueno y policía malo acabaron por ver cumplido su objetivo: la entrada del FMI en Portugal y la aprobación de medidas tan restrictivas, o aún más, que las contenidas en el propio PEC4. Tan sólo unos dias después de las elecciones portuguesas, el 29 de Junio, el nuevo gobierno portugués de Passos Coelho anunciaba un plan de reducción de gasto y privatizaciones aún más ambicioso que el acordado con la troika un mes atrás. Lejos de obtener una respuesta positiva, Moody’s procedía el pasado 6 de Julio a una nueva degradación del pais y de algunas de sus instituciones financieras al nivel de la basura financiera y expandieron el concepto de que un segundo rescate será necesario en un futuro próximo. De esto último no hay ninguna duda, pues gracias a este tipo de acciones el pais ibérico se haya ya inmerso, tal y como Grecia, en pleno viaje hacia la enana negra. Este ataque de las agencias tras la aprobación de un plan tan negativo para la sociedad portuguesa, fue calificado como de ‘puñetazo en el estómago’ por algunos periódicos y ha generado una campaña popular de envío de postales a Moody’s con un famoso personaje de aspecto rural haciendo un corte de mangas y dedicándoselo a los miembros de Moody’s con todo su amor.

En las últimas semana también han aparecido especulaciones en la prensa sobre la necesidad de un segundo rescate en Irlanda.

Las agencias de rating colocan a Italia por primera vez en el blanco de sus acciones

La revista italiana Internazionale presenta cada mes un resumen de la prensa europea en temas de política internacional. En la edición de Julio, Giovanni de Mauro escribía un editorial titulado “Tranquilli” (Tranquilos):

“Europa se encuentra al borde del precipicio y con ella todos nosotros. La crisis griega amenaza con tragarse bancos, industrias, monedas, gobiernos, y un continente entero. Las posibles soluciones no son claras y las discusiones son ásperas y espesas en todas las capitales europeas acompañadas de manifestaciones y protestas en las calles. Sin embargo, en Italia los argumentos del día son otros. La investigación sobre el P4. El debate sobre las intercepciones telefónicas. El escándalo de la basura en Nápoles. La nómina del nuevo director interino del Tg2. La huelga de hambre de Pannella. El agujero contable del ayuntamiento de Milán. Las tensiones internas en la Lega. Las nuevas maniobras económicas. El proyecto de transferir algún ministerio al norte. No es que no sean temas importantes. Pero la indiferencia mostrada por nuestros políticos hacia Europa es extraña. Probablemente están tranquilos porque poseen informaciones que nosotros no tenemos. Saben que en Italia no puede suceder lo que está sucediendo en Grecia. O quizá estén serenos porque no lo saben, no están informados, no han comprendido aún aquello que podría suceder. O están hablando de otras cosas para no preocuparnos. Quieren distraernos de la catástrofe que está por llegar. Como la orquesta sobre la cubierta del Titanic…”

De Mauro sí sabía la que se avecinaba y puede que con este editorial pretendiese preparar psicológicamente a un sector de la sociedad italiana. La cuestión es que tan sólo 11 días después de su publicación (otro día 11 trágico y ya van tres en lo que vamos de año- 11Marzo:Fukushima y 11Mayo:Lorca), “los mercados” entraban nuevamente en acción para inaugurar otra espiral de deuda en Europa, esta vez en Italia. Los medios titulaban que “la crisis del Euro” amenazaba con extenderse a otros paises como Italia. Probablemente no se trató de ningún lapsus y dichos titulares pretendían transmitir el verdadero fondo de la cuestión, lo que interesa que llegue al ciudadano: el Euro se desmorona. Pero la realidad es que lo están demoliendo de un modo controlado. El esquema utilizado para desencadenar esta nueva espiral fue el mismo con las caprichosas agencias de rating norteamericanas colocando presión e incertidumbres financieras sobre el país transalpino y condicionando a la baja sus ventas de bonos durante las semanas anteriores a la subasta del 11 de Julio. El pasado 17 de Junio Moody´s amenazaba con degradar a Italia de su nivel Aa2 lanzando o induciendo en los mercados el concepto de que “Italia será incapaz de vender bonos sin ofrecer un mayor tipo de interés” (4.8% en ese momento). El 24 de Junio, la misma agencia amenazaba con degradar a varios bancos italianos:

“Moody’s ha cambiado su parecer sobre 13 pequeños y medioanos bancos italianos y alerta que podría degradar la deuda a largo plazo de otros 16”.

Bajo dichas amenazas Italia se encontraba con que tenía que aumentar hasta el 5.67% los intereses de sus bonos en la subasta del pasado 11 de Julio para encontrar financiación en los mercados. En tan sólo una semana se debatía y se aprobaba un nuevo plan de austeridad económica calcado a los impuestos anteriormente en Grecia, España, Irlanda y Portugal y que condena al pais transalpino a viajar rumbo a la quiebra.

El mismo día (y coincidiendo con el primer aniversario de la consecunción del mundial de fútbol de Suráfrica por parte de la selección española de fútbol) la prima de riesgo del Reino de España en las subastas de deuda pública llegó al histórico 6% (diferencial de 335 puntos respecto al bono alemán) incluso más alto que el pagado por Grecia lo que fue calificado por algunos compañeros como un atentado económico. En el caso de España, hablamos de una espiral que sigue su curso lenta y casi inadvertidamente (el diferencia llegó a 370 puntos el pasado 20 de Julio) pero que promete entrar en su tramo final tras el verano (atención al 11S!). Ignacio Rodríguez Añino publicaba el siguiente análisis en Cotizalia:

“La situación es complicada y ni siquiera los relativamente buenos datos de los test de estrés de los bancos españoles han calmado a los mercados. Pero el problema no es que los bancos superen o no el 5% de ratio de capital de la máxima calidad, sino que hasta que los inversores no se crean que su dinero está seguro a largo plazo en los bancos no se va a poder decir que se ha superado esta prueba tan difícil para el sistema financiero europeo. La reacción negativa de los mercados sobre la deuda española no es tanto por los bancos si no por no saber cómo se va a rescatar a un banco que realmente tenga problemas. No basta con decir que se va a recapitalizar, sino poner en marcha sistemas creíbles de rescate a nivel europeo. es necesario también que los gobiernos se diferencien de sus bancos. Irlanda está en problemas por que los bancos se apalancaron muchísimo durante la bonanza de la crisis y el gobierno irlandés garantizó todas las deudas, yendo por esto a la ruina y al rescate. La solución española es de la misma filosofía, garantía estatal, aunque de importe inferior: cuando hay entidades con necesidades de financiación,  el Gobierno emite deuda para que el FROB recapitalice a los bancos, entrando en un circulo vicioso de apalancamiento ya que tanto los bancos como el Estado acaban más endeudados”

Luego acababa por posicionarse a favor de la participación privada (osea de los bancos) en los rescates como única solución posible:

” Al final, la solución no llegará hasta que los tenedores de bonos soberanos, incluidos los bancos, sean obligados a participar en el rescate y a asumir parte de las pérdidas derivadas de la reestructuración de la deuda de países periféricos”

Sin embargo esto lejos de ser una solución puede ser la trampa que acabe por transmitir la crisis de la deuda al otro lado del charco como hemos analizado anteriormente,

EEUU se adentra en la escalera de caracol

Las amenazas de contagio de los problemas de deuda soberana a los EEUU, no se pueden justificar sólo en un posible nuevo rescate del sector bancario en el caso de una quiebra griega, sino que el pais debe estar inmerso también en su correspondiente espiral hacia la bancarrota. Para ello, el elevado endeudamiento amasado durante años de guerras [supera el PIB del resto de naci nes del planeta juntas], y agravado por los rescates al sector financiero en 2008, ha servido de acicate para que, ahora que ha llegado el momento, las agencias de rating comiencen a sembrar dudas sobre su solvencia. En una serie de posts titulados La insalvable bancarrota de los EEUU, hemos analizado la evolución de dicha espiral desde 2009. En 2011, el congreso y el senado norteamericano han tenido que autorizar la ampliación de los límites de endeudamiento en varias ocasiones para evitar un colapso del gobierno federal.

Tras las celebraciones del día de la independencia el pasado 4 de Julio, el propio Obama confirmaba a través de Twitter que “EEUU podría caer en ‘una nueva recesión o algo peor” de no aumentar el techo de la deuda hasta el próximo 2 de Agosto. Algo que era inconcebible hace menos de un lustro, ahora parece convertirse en algo tangible y posible. Las consecuencias de una bancarrota EEUU producirán un cambio profundo en la sociedad de nuestro mundo. Pero esto no acabaría aquí. Diez días más tarde, Moody´s entraba nuevamente en acción para colocar presión en las negociaciones que se llevan a cabo entre republicanos y demócratas en el Congreso para alcanzar un acuerdo que permita incrementar el techo de la deuda:

“Se ha colocado la calificación Aaa del bono del Gobierno de los EEUU bajo revisión para una posible despromoción dada la creciente posibilidad de que su límite de endeudamiento estatutario no sea elevado a tiempo para evitar un fallo en los deberes del Tesoro. El pasado 2 de Junio, Moody’s ya había anunciado que esta revisión podría establecerse a mitad de Julio a no ser que hubiese un progreso significativo en las negociaciones para elevar el límite de endeudamiento.”

La revisión de Moodys del bono norteamericano viene determinada por la posibilidad de que el límite de la deuda no sea incrementado a tiempo de prevenir un fallo en el pago de los intereses derivados de los mismos. De este modo dicha agencia se convertía en la primera de las tres grandes, las otras dos son Standard & Poor’s y Fitch, en colocar la triple A de los EEUU en revisión para degradación.

Dependiendo del carisma de las negociaciones que se van a suceder hasta el 2 de Agosto y del futuro griego,ésta revisión podría considerarse en un futuro cercano como el pistoletazo de salida para un corredor llamado USA en su camino hacia el abismo mediante un esquema sobradamente descrito en este artículo y que podría llevarle al colapso, o a ese microsegundo previo que hemos definido anteriormente, en un tiempo que podemos estimar entre un año o un año y medio (el mismo que ha llevado a Grecia a donde está).

Lo que es practicamente seguro de este complejo panorama, que se expande ante nuestras narices sin que lleguemos si quiera a intuir de donde viene o hacia donde va, es las escasas probabilidades de supervivencia para el Euro y el Dólar.

T. Stevenson

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s