La manipulación del movimiento sindical

El mundo pasa por momentos difíciles y trascendentes. Europa está siendo asfixiada y se desconoce cuál será el límite. En Francia vemos reportajes sobre las peripecias de la clase media baja para sobrevivir al momento. Madres solteras que recorren 200 o 300 km para recoger muebles gratuitos de gente que ya no los necesita o que intercambian bienes en internet. Familias en las que sólo entran 1400-1500 euros por mes (algo escasos para el nivel de vida en Francia). En paises como España y Portugal la situación es bastante peor. En España el 40% de los desempleados vive en hogares en los que ninguno de sus miembros dispone de un trabajo según datos del Banco de España. Pero es que, además, la reciente tapadera con múltiples finalidades (que desgranaremos más adelante) del ausentismo laboral en el colectivo de los controladores aéreos bloqueó la reacción social contra una medida que puede tener consecuencias fatales: la supresión de las ayuda de 426 Euros a parados de larga duración (sustento único en este momento de un gran número de familias). El Consejo de Ministros del pasado 3 de Diciembre aprobaba un “paquete de medidas” entre las que se encontraba la supresión de dicha ayuda a partir de Febrero de 2011. No hubo tiempo para estudiar la reacción social a esta medida, pues horas más tarde se colapsaban los aeropuertos y con ellos los medios de comunicación. Se había conseguido que una medida tan dramática pasase totalmente inadvertida o se tratase de un modo muy breve. Unas semanas más tarde la naturaleza de dicha operación ha quedado clara. Ni los controladores van a ser acusados de nada, ni ha trascendido, tal y como debería, la gravedad de las medidas adoptadas pero es que, además, recientemente hemos sabido que 8 torres de control del territorio español pasarán a ser gestionadas por organismos privados. Ese dia 3 de Diciembre se aprobaba  la venta de un 49% de AENA, un 30% del Organismo de Apuestas y Loterías del Estado y la concesión de la gestión de dos de los aeropuertos más importantes de dicho pais (Barajas y El Prat) a empresas privadas. Es necesario añadir algo más sobre este asunto?

Aún así a pesar la peor situación del pais Ibérico frente a la crisis, en comparación con otros vecinos europeos, tan sólo una Huelga General ha sido convocada hasta la fecha. En Francia ya van, por ejemplo, más de nueve con paralizaciones multitudinarias de la actividad en todos los sectores productivos. En otros paises como la “rescatada” Grecia y/o paises como el Reino Unido también ha habido fuertes reacciones sindicales (seis huelgas generales en el primer caso), sin embargo España sigue dormida y la única explicación posible es el secuestro del movimiento sindical por fuerzas que no están demasiado interesadas en el porvenir de la masa obrera. Es fácil concluir (tan sólo tienen que prestar atención a las historias que cuentan muchos afiliados) que se ha llegado a dicha situación por medio de la politización de los sindicatos. La masa obrera se encuentra paralizada por unos sindicatos controlados por una, ya hace muchos lustros secuestrada, clase política.

El pasado sábado 18 de Diciembre los sindicatos convocaban movilizaciones en diferentes puntos del pais con relativo éxito. Muchas de las personas que no participaron en la Huega General declararon haberlo hecho porque los síndicatos no les representaban adecuadamente. Es una opinión generalizada en el mundo obrero que éstos deberían de haber convocado una Huelga General mucho antes que el pasado 29 de septiembre. En OR apoyamos dicha convocatoria pues consideramos que la movilización del movimiento obrero es imprescindible para luchar contra las reformas noeliberales salvajes implementadas por el Gobierno (impropias de la izquierda). Sin embargo lo hicimos sin promocionar de ninguna manera a los síndicatos ni a los grupos de izquierda convocantes. Como ya comentamos desde el inicio de OR, no creemos en  la izquierda (y mucho menos en la derecha…) de nuestros días. Ambas ideologías están secuestradas por una idea superior que se transmite socialmente y que todo el mundo sabe como se las gasra con aquel que combata su supremacía: el neoliberalismo económico y sus consecuencias sociales. Ambos movimientos responden a los mismos intereses y representan a dos caras de una misma moneda. 

El hecho de que hayan tenido que transcurrir casi tres meses tras la primera Huelga General para que estos vuelvan a hablar sobre echarse a la calle ya es significativo. Pero, existirá además algún interés detrás de dicho movimiento? Los sindicatos se mhan mostrado muy pasivos esperando y confiando en un  escenario de negociación de las reformas que se extendería hasta Julio de 2011.  Sin embargo, tras la segunda amenaza de “rescate” de España (a finales del pasado mes de Noviembre), Zapatero ha adelantado unilateralmente el plazo final para dichas negociaciones al mes de Enero de 2011 pues no quiere pasar a la historia como el presidente que llevó a España a la “bancarrota”. Paradójicamente, para salvar su imagen se muestra decidido a implantar unas medidas que llevarán a la ruina a sus ciudadanos de clase media-baja. Las amenzas han surgido efecto y pocas semanas después de que el Ministro de Trabajo dijese que no se aprobaría ninguna reforma por decreto en España, el Gobierno rectificó para afirmar que si no se alcanzan acuerdos hasta 31 de Enero la reforma se aplicará de cualquier manera. Hasta aquí todo bien, un movimiento sindical dirigido por temerosas manos decide esperar acontecimientos para moverse, cuando tiempo es precisamente lo que no sobra en estos momentos… ahora no hay tiempo para imprimir más que una huelga general o dos antes de la aprobación de dichas medidas. Parece que se ha sido muy efectivos  a la hora de aplacar las reacciones de la masa obrera. Más de uno rpodría recibir una recompensa política en un futuro no muy lejano por dichos servicios.

Uno de nuestros corlaboradores estuvo presente en una de las convocatorias más multitudinarias celebradas en la ciudad de Vigo. Hubo reparto de panfletos por parte de los sindicatos para explicar, ahora si, los entreijos del sistema neoliberal y cual es la situación real. En uno facilitado por el sindicato comisiones obreras (CCOO) puede leerse:

“A pocos meses de la aprobación en el Parlamento de la Reforma Laboral, que supuso la agresión más importante a los derechos de los trabajadores y trabajadoras de toda la etapa democrática, el Consejo de Ministros del pasado 3 de Diciembre aprobó un paquete de medidas… que con la excusa de enfrentarse a la crisis, calmar a unos mercados insaciables y enviar un mensaje de aliento al empresariado, profundizan aún más en su política antisocial, centrada en este caso en: privatización de infraestructuras, rebajas fiscales a las empresas y más recortes sociales)… Rebaja del impuesto de sociedades y ampliar el concepto de pequeña empresa a todas las que facturan 10 millones de euros al año (en lugar de los 8 actuales. Esta medida va a costar a las arcas públicas 230 millones de Euros en 2011…

Estas medidas se adoptan con prepotencia, improvisación, desprecio total a los sindicatos y subordinación a los intereses de los poderes económicos (se oman a raiz de la reunión del Presidente del Gobierno con los responsables de las 37 empresas más importantes del pais, que le pidieron más reformas y a los que ni siquiera se atrevió a exigirles ninguna aportación ante una crisis de las que en gran parte son responsables”

Un panfleto bastante directo y revelador… Para muchas de las personas que están siguiendo regularmente el curso de los acontecimientos, este discurso podría interpretarse  como un ejercicio de verdadera voluntad de lucha por los derechos de la clase obrera. Sin embargo, habría que hacerse la siguiente pregunta…siendo grandes conocedores del los defectos y los actos del sistema, por qué estos sindicatos han callado y ocultado estas maniobras en los tiempos de bonanza? Estamos ante una pieza de un esquema de high-tech propaganda? Es decir, nos develan ahora esta veraz información para ganar la confianza de las masas obreras? Piensan rediigir, aún más, el pensamiento de dicho colectivo para seguir apantallando su reacción?

Junto con este panfleto, nuestro colaborador recibió un segundo de la Confederación General del Trabajo (CGT). Tenemos que reconocer que nos sorprendió y decepcionó ligeramente el contenido del mismo. En él se animaba a realizar una huelga de consumo el pasado 21 de Diciembre de 2010. La primera página del mismo se titulaba “Y después del 29-S? Huelga de consumo el 21 de Diciembre“. Acaso podría compararse los efectos en la economía de una huelga general con los de una huelga de consumo celebrada en un día entre semana y con un potencial de seguimiento muy reducido? Ésta ni si quiera era convocada para un sabado (dia de mayor volumen de transacciones comerciales y más todavía en época de Navidad).  Acaso la CGT pretende hacernos creer que el impacto es comparable? En el mismo podía leerse:

“Tras la huelga general del 29S, trabajando por la convocatoria de nuevas huelgas generales en el estado español (OR: llevan tres meses trabajando y les queda menos de 1 para manisfestarse) y una huelga general europea, proseguimos con un calendario de movilizaciones, manifestaciones, de luchas en fábricas, empresas, sectores, territorios… contra las políticas antisociales del gobierno.

Luchar contra el consumismo es luchar contra el capitalismo, renunciando al despilfarro de recursos, al incremento de la producción con el sólo objetivo de obtener beneficios pasando por encima de la salud y calidad de vida de las trabajadoras y trabajadores o la propia continuidad de la vida en el planeta.  (OR: en este párrafo identificamos referencias a la, ya analizada en OR, nueva espiritualidad basada en la protección del medio ambiente que se usará para justificar el cambio de modelo global hacia un gobierno único que volverá a mostrar su lado más capitalista desde el mismo momento que el nuevo modelo ya esté bien instaurado, dado que su promoción proviene de sus mismos estandartes).   

El consumismo es el estilo de vida propio de este sistema social neoliberal, que explota a las personas, expolia los recursos de los paises pobres, genera la enfermedad crónica de la insatisfacción permanente, que no valora la satisfacción de las necesidades sino que nos convierte en objetos esclavos de todo lo superfluo e innecesario que el mercado nos presenta.

La huelga de consumo es mucho más que un dia sin compras. Implica replantearse el sistema productivo que padecemos. Implica una reflexión muy crítica sobre los hábitos y tipo de vida que tenemos, como actuamos, qué pensamos, para qué trabajamos, qué sentido tiene la propiedad, en qué gastamos lo qué ganamos…Implica una apuesta por la austeridad, una apuesta por el reparto del trabajo y la riqueza, una apuesta por el decrecimiento, contra la ostentación, el lujo, el derroche, lo superfluo…

Significa cambiar el orden de prioridades sobre lo que seguir produciendo, en qué sectores seguir creciendo y en que sectores es necesario decrecer, una reflexión sobre lo que se debe consumir, sobre la calidad de vida, sobre la soberanía alimentaria, sobre la procedencia de los productos que comemos, sobre la solidaridad con los paises y personas explotadas pro el primer mundo, sobre la necesidad de reciclar, de compartir, de apoyarnos mútuamente, sobre el tipo de energía renovable que hay que potenciar (OR:nueva y clara referencia a unos de los pilares en los que se asentará el futuro gobierno mundial: energías alternativas más baratas de producir pero más caras para el consumidor,debido a la necesidad de pagar un cánon para la protección ambiental, y controladas por los mismos grupos energéticos que hoy contaminan el planeta y  que financian con este fin el asentamiento social del concepto de cambio climático).

Se trata de boicotear y no adquirir ningún tipo de bien, producto o servicio durante el próximo dia 21 (OR:pueden explicar como lo podrían hacerlo aquellos que tuvieron que acudir a su puesto de trabajo?), con el objetivo de paralizar el sistema productivo, las grandes empresas, bancos, multinacionales y presionar a los gobernantes para que corrijan su actual política económica insostenible y antisocial…

Cómo participar en la huelga?No comprando ni adquiriendo ni consumiendo cualquier tipo de bien producto o servicio (OR:deberíamos pasar hambre? morirnos de frio? no ir al trabajo para no usar transporte cuando ellos no se atreven a convocar una huelga general?) que no sea imprescindible. Por ejemplo:

Al levantarnos consumir la mínima cantidad de electricidad, agua o gas. Bajar el termostato varios grados, no usar productos contaminantes (OR:acaso pueden encontrarse en el supermercado?), tóxicos. Realizar los desplazamiento en servicios públicos (OR:dado su funcionamiento más de uno sería despedido…) y si esposible andando o en bicicleta. No comprar en los grandes almacenes, centros comerciales, supermercados, bancos, gasolineras, comercios,… Evitar el consumos telefónico, uso de tarjetas, envio de correo electrónicos. Retirar el dinero de los bancos para que comprendan que el dinero es nuestro y que tenemos poder para cambiar la realidad…”

Jugaron CCOO y CGT los papeles del policia bueno (el que nos informa bien) y el policia malo (el que nos intenta manipular)?Estamos o no ante high-tech propaganda? Para nosotros la respuesta es clara y hemos especificado varios puntos que así lo denotan… Sólo podemos concluir que los sindicatos (hasta aquellos de izquierda) no sólo están secuestrados sino que  además se usan como vehículos transmisores de las ideologías que le interesan al sistema. Bajo su fachada de izquierda no hay más que servilismo al sistema y lo demuestran con este claro intento de redireccionamiento social de las personas que acudieron a sus movilizaciones. No sólo se propone una burda huelga de consumo en día laborable,y con poca trascendencia,como una excusa para no convocar una real sino que para su promoción se ataca al sistema  para favorecer su transición a otro modelo en el que las clases altas aún estarán más favorecidas y la clase obrera será mano de obra a su total voluntad.   

T. Stevenson

3 Respuestas a “La manipulación del movimiento sindical

  1. No creo que se pueda comparar la situación del movimiento obrero en España con la de otros movimientos obreros europeos. Desde el primer momento de la crisis, al sindicalismo español le faltó el apoyo popular que en otros sitios, sobre todo Francia, tienen garantizado. Si en Francia se convoca una huelga general, decididamente se para el país. Por eso se pueden convocar nueve con tanta alegría. En cambio, en España para los sindicatos ha sido cosa de elegir en qué momento suicidarse. La clase empresarial estaba encantada con la idea de que se vieran obligados a hacer una huelga general, a quedar en evidencia y ser progresivamente desmantelados, al estilo Thatcher.

    Es más, las técnicas de manipulación psicológica a buen seguro han jugado un papel importante para posicionarlos como “aristocracia sindical”, como trasnochados, los que protestan por todo, los que no entienden la gravedad de la crisis, los liberados, los cantamañanas, como a veces oigo que los llaman…

    Si sus líderes están metidos en una obra de high tech propaganda, en todo caso estarán siendo manipulados como Nixon, para ponerse en evidencia. Los sindicatos se encuentran en un callejón sin salida, forzados a elegir las decisiones menos malas.

    Para obedecer al sistema, han sido bastante debilitados, la verdad…

    • Es innegable que el objetivo final es debilitar al movimiento cosa que ya se ha conseguido. Las decisiones no deberían ser tan difíciles para los sindicatos, deberían tomar las decisiones más adecuadas a su función y soportar lo mejor posible las campañas de ataque del sistema… al final el tiempo pone a cada uno a su sitio y si 10 huelgas generales sirviesen para dar algún paso atrás en las medidas que se plantea el gobierno su imagen saldría fortalecida. No creemos que estén en una obra de high-tech propaganda sino que actúan con un falso sentido de “responsabilidad” que no les corresponde (la responsabilidad final es sólo de los políticos) que responde a la gran proximidad que han mantenido en los últimos años con la esfera política y empresarial española.

  2. nadiemejorquenadie

    En cualquier caso una huelga de consumo, tampoco es tan mala idea, aunque Dios me libre de defender a la UGT .Lo que vería mucho más razonable es especificar a que tipo de consumo se le hace la huelga, no entendería muy bien que se le hiciera una huelga de consumo a una tienda de barrio y si sin embargo a las multinacionales y la Banca que creo que son las verdaderas fuentes de poder de esos deleznables mercados que nos atenazan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s