Alerta Roja: los mercados y la UE presionan al límite para la aprobación de las reformas

La caida de Irlanda

Tal y cómo adelantábamos que podía suceder con múltiples naciones occidentales hace ya casi un año en la serie La insalvable bancarrota Global, esta semana se anunciaba una acción de rescate para Irlanda por parte de la Unión Europea.

“Celebramos la solicitud del Gobierno irlandés de ayuda financiera de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional”, dijo el Comisario europeo de Economía y Asuntos Monetarios, Olli Rehn. En el FMI deben estar pues relamiéndose con un nuevo pais soberano doblegado ante sus pies. “Proporcionar asistencia a Irlanda es necesario para salvaguardar la estabilidad financiera en Europa”, añadió. El Gobierno irlandés recibirá una ayuda “inferior a los 100.000 millones de euros” -en palabras del ministro belga de Finanzas y presidente del Consejo Ecofin de la UE, Didier Reynders.

Implicaciones dentro de la UE

En una semana en la que algunos ejecutivos europeos, entre los que se encuentra el español, iba a presentar unas cuentas con un incremento de la recaudación (cercana al 50% en el caso de España) en los últimos seis meses, la bancarrota Irlandesa merma automáticamente este buen dato. En esta misma semana el Ministro de trabajo español había asegurado que la reforma de las pensiones no se llevaría a cabo por decreto dándose un plazo más largo de lo pretendido por los “inversores” nacionales y extranjeros para la negociación (hasta Junio de 2011). De este modo la crisis Irlandesa (un aliado histórico frente a los ingleses, no obviemos este dato) es un toque de atención sobretodo para España a la que vuelve a sumergir de lleno en dudas respecto a su solvencia.
El Gobierno de Zapatero tiene su cuello nuevamente en la guillotina para que acelere las reformas que permitirán al poder financiero internacional meter la mano en la caja de las pensiones española (estimado en 70 mil millones de euros, imaginen lo que se puede especular con este dinero en los mercados si su gestión cae en manos privadas). Además de la caida del euro a medio-largo plazo (objetivo necesario para la implantación de una moneda global única), la lectura hispana es que los financieros tienen al fondo de pensiones española entre ceja y ceja.
La bancarrota Iralndesa es un serio toque de atención para que se sigan los caminos estipulados para la salvación de las naciones europeas: que introduzcan las reformas a cualquier precio. Como muchas de ellas empezaban a respirar, simplemente haciéndole la vida más complicada a sus ciudadanos (recortes e incremento de la presión fiscal), y se corría el peligro de que se desviasen de lo pactado…la bancarrota irlandesa coloca nuevamente los fantasmas en escena.
Recordemos además que tal y como habíamos comentado en OR, los tests de solvencia aplicados por los organismos europeos a las instituciones bancarias de algunos paises miembros no eran más que una pantomina elaborada por el Banco Central Europeo de cara a los mercados y a la galería…es decir aquellos paises amenazados que introdujesen las reformas tendrían en estos tests a su purgatorio particular como sucedió con España. Ahora, la quiebra de un pais cuyo sistema financiero había pasado con solvencia dichos tests demuestra que esto era así. Las naciones están al 100% en manos de los especuladores y estos no son “entes virtuales”, hackers o locos de película…son las principales empresas y bancos internacionales…muchos incluso especulan contra “sus propias” naciones (recordemos que las grandes compañías tienen un accionariado global y ya no responden a nadie más que a su propio interés económico).

Los “mercados” intensifican su ataque contra España y Portugal

El ataque en modo de devaluación de la confianza sobre ambas economías es tan intensa que el presidente del Gobierno Español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha descartado “absolutamente” la posibilidad de que España tenga que recurrir a un plan de rescate por parte de la UE similar al que se ha aplicado para Grecia o Irlanda:

No es que yo transmita confianza simplemente por mi voluntad sino por los datos concretos, ha afirmado el presidente del Gobierno en una entrevista en RAC1″

“no hay ningún escenario” posible en esta línea y ha advertido de que “todos los que alimentan esa idea no contribuyen a que esto se serene”. En este punto ha querido lanzar un mensaje rotundo: “A los inversores que están apostando a corto por España se van a equivocar“.

Además, ha asegurado que, pese a la reducción de salarios de empleados públicos, no habrá despidos en nuestro país. Asimismo, ha negado que el Gobierno se esté planteando una nueva subida del IVA.

También ha criticado duramente al PP por su lamentable y vergonzosa actitud tomada en las últimas 48 horas “poniendo en cuestión las cuentas públicas“. “El PP no tiene ninguna credibilidad internacional“, ha afirmado. “Me extraña que no haya una increpación pública de todo el mundo hacia el PP“, ha apostillado reconociendo su “enfado” con el principal partido de la oposición.

el plan de reducción del déficit se está cumpliendo escrupulosamente y ejemplarmente, tenemos un sistema financiero de los más sólidos y la parte de cajas se está reestructurando a buen ritmo y a fin de año estará consolidado“.

Esta semana se han acentuado radicalmente los ataques contra España. Los «hedge funds»(una de esas loterías de apuestas financieras sin regulación) han apostado 900 millones contra su banca, y la prima de riesgo se asienta en el máximo histórico de 250 puntos

Por otro lado el Banco Central Europeo y una mayoría de países de la zona euro están presionando a Portugal para que acepte, como Irlanda, ser rescatada, según publica la edición alemana del Financial Times citando fuentes del ministerio de Finanzas alemán.

Al someter a presión al Gobierno de Lisboa, los demás países europeos tratarían de salvar a España a su vez de un rescate. “Si Portugal usara el paraguas de la UE, sería positivo para España, ya que está muy ligada a Portugal”, comentan las fuentes gubernamentales citadas por el FT.

Sin embargo, siempres según el diario, el Gobierno portugués está totalmente en contra de pedir y aceptar un rescate. Los bancos lusos no están tan endeudados como los irlandeses, aunque han recurrido abiertamente al dinero del Banco Central Europeo por sus necesidades de liquidez.

El diario alemán asegura que en el caso de tener que rescatar a Portugal y en el peor de los casos, también a España, serían necesarios 145.000 millones de euros adicionales.

Axel Weber, presidente del Bundesbank, sugirió ayer que el fondo de rescate podría ser ampliado lo que fue más tarde desmentido por el BCE.

Ambos paises se encuentran pues en la encruzijada, algo así como en un callejón nocturno en el que un asaltante desconocido les pide la “bolsa” ( o sea las reformas, la gestión privada del fondo de pensiones, etc) o la “vida” (colapso+rescate).

Redacción OR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s