Enfermedades del sistema inmunitario: potenciadas con fines económicos? (Parte 1:Diabetes)

En los últimos 20-30 años, una serie de enfermedades que afectan fundamentalmente al sistema inmunitario y que pueden llegar a ser crónicas como la diabetes, el SIDA, ciertos casos de cáncer, etc se han extendido peligrosamente en nuestra sociedad junto con otras enfermedades anteriormente catalogadas como raras (p.ej: la enfermedad de Krohn, etc). Los laboratorios farmaceúticos llevan años investigando y produciendo “drogas” (la traducción literal en inglés de drugs, medicamentos) que a pesar de no haber llegado a curar ninguna de dichas enfermedades generan grandes lucros basados en un pilar fundamental:  la enfermedad se vuelve crónica y el enfermo en un cliente fijo.

Dejando a parte los más que obvios lucros de la industria farmaceútica (de los que hablaremos más tarde) los lucros también se extienden a sectores secundarios como por ejemplo el de la industria de desarrollo de sensores de glucosa portátiles para diabéticos. Biosensores basados en la enzima glucosa oxidasa son algunos de los más populares. Según la International Diabetes Federation (IDF), en la actualidad existen 246 millones de diabéticos en todo el mundo y el número se espera que alcance los 380 millones en 2025. Con este panorama, la demanda de biosensores de glucosa es enorme y el negocio muy apetitoso como se refleja en el gran número de artículos científicos que se dedican año tras año a desarrollar este tipo de sensores [1].

Según datos de wikipedia, Diabetes mellitus tipo 1 (diabetes tipo 1, T1D, T1DM, IDDM, diabetes juvenil) es una forma de diabetes mellitus. Consiste en una enfermedad autoinmune que resulta en la destrucción de  las células beta del pancreas responsables de la producción de insulina. La falta de insulina causa un incremento de los niveles de glucosa en sangre (sobre los 70-120 mg/dL en personas normales) que empieza a aparecer también en la orina tras su paso por los riñones (sobre los 190-200 mg/dl en muchos de los afectados), lo que conecta con los síntomas mediante los cuales la enfermedad fue identificada en el pasado: azúcar en la orina. La Glicosuria causa en los pacientes, unas ganas de orinar más frecuente de lo habitual. Lo mismo sucede con la sed (polydipsia). Desde un punto de vista clásico estos son los síntomas que permitieron identificar la enfermedad en el pasado. Los mecanismos que llevan a la exagerada respuesta autoinmune aún no se conocen en profundidad. Algunos teorizan que podría tener un origen vírico. Según esta perspectiva, la exagerada respuesta autoinmune frente a un virus determinado también conllevaría el daño a las células beta del páncreas (por qué no a otras??). Sin embargo, si no se conocen con exactitud los mecanismos de la enfermedad, cómo puede asegurarse que la explosión en el número de afectados en todo el mundo se debe exclusivamente a un cambio en los hábitos alimenticios? Si los mecanismos de infección fuesen mediados por un virus, el factor alimenticio no tendría un papel relevante en la expansión descontrolada de dicha enfermedad. También se suele referir a factores genéticos. Es una enfermedad “familiar”, normalmente presente en más de un miembro de la misma familia. La convierte esto en una enfermedad genética? No necesariamente. Sin descartar totalmente esa posibilidad, si la diabetes fuera genética, a qué se debería entonces el gran aumento en el número de casos en los últimos 25 años? Los mecanismos de transmisión genética son hoy los mismos que en nuestro pasado más profundo.

Hay que reseñar que un caso ligeramente diferente lo constituyen los enfermos de diabetes tipo 2, los cuales desarrollan una excasez parcial y resistencia a la insulina (el organismo fabrica insulina, aunque en pequeñas cantidades, y ésta no consigue llevar a cabo su función reguladora de un modo efectivo) y para los cuales, el factor alimenticio podría jugar algún papel. Sin embargo, si se considera que además de la resistencia a la insulina su producción también se ve ligeramente afectada, uno no puede excluir que algunos de los factores que provocan la diabetes tipo 1 también puedan estar detrás de la de tipo 2. Ésta suele ser inicialmente tratada incrementando el ejercicio físico y con dietas. La medicación se hace necesaria más tarde con el progreso de la enfermedad.  Aunque tradicionalmente ha sido considerada una enfermedad de adultos, la diabetes tipo 2 se está diagnosticando cada vez más en niños supuestamente en paralelo con el incremento de los índices de obesidad infantil [5] y a cambios en los patrones alimenticios así como en el estilo de vida durante la infancia. Como pueden comprobar existe una gran ambigüedad en cuanto a las razones y mecanismos que se publicitan estar detrás de la misma. Un individuo obeso, en teoría, tiene un sistema inmunológico más saludable que uno malnutrido (de ahí que nuestras abuelas insistiesen en que comieramos mucho). Por otro lado, si la enfermedad es genética o tiene un origen vírico, los patrones alimenticios no deberían tener un efecto considerable.

Medicamentos Antidiabetes

Hay una gran cantidad de medicamentos disponibles para diabéticos tipo 2 (muchos de los cuales son inadecuados e incluso peligrosos en diabéticos tipo 1). Se clasifican en diferentes grupos y no son equivalentes ni pueden ser simplemente substituidos unos por los otros.

Uno de los más usados para el tipo 2 es la biguanida metformina; funciona principalmente reduciendo la liberación de glucosa en sangre desde los almacenes de glucógeno en el hígado. También provoca un incremento en la absorción de glucosa por parte de las células. Históricamente, y en la actualidad, los medicamentos principalmente usados pertenecen al grupo de la Sulfonilurea, del cual varios de su miembros (glibenclamida y gliclazida) son ampliamente usados; estos incrementan la secreción de insulina por parte del pancreas, estimulada por la propia glucosa, disminuyendo los niveles de glucosa en sangre incluso en el contexto de resistencia a la insulina.

Nuevos medicamentos incluyen:

  • Testosterona. Muy eficiente para reducir la resistencia a la  insulina sin problemas digestivos (un efecto secundario muy común en otros medicamentos).
  • Thiazolidinedionas (TZDs) (rosiglitazona, pioglitazona, and troglitazona — el último, como Rezulin, fue retirado del mercado norteamericano debido al incremento en el riesgo de  acidosis sistemica). Este polémico grupo de medicamentos (como veremos más adelante) aumetan la sensibilidad de los tejidos frente a la glucosa afectando, para ello, a los procesos de expresión génica.
  • Inhibidores de α-glucosidasa (acarbosa y miglitol) los cuales interfieren con la absorción de algunos nutrientes que contienen glucosa, reduciendo (o por lo menos disminuyendo la velocidad) con la que la glucosa es absorbida.
  • Meglitinidas los cuales estimulan la liberación de insulina (nateglinida, repaglinida, y sus análogos) rápida; estos pueden ser tomados con la comida al contrario que los del grupo de las sulfonilureas, las cuales deben ser tomadas con anterioridad.
  • Análogos Peptidicos que trabajan de diferentes maneras:

los pacientes que tomaron rosiglitazona mostraron un mayor aumento de  y edema que los que no la usaron.[36] La rosiglitazona, como veremos más tarde, aumenta el riesgo de muerte por accidente cardiovascular .[37] LaPioglitazona y la rosiglitazona también incrementan el riesgo de fracturas.[38][39]

Para pacientes con problemas cardiacos, la metformina es el medicamento mejor tolerado.[40]

Según fuentes médicas, la variedad de agentes disponibles puede llegar a confundir y las diferencias clínicas entre distintos enfermemos de diabetes tipo 2 es la que compone esta complejidad. En el presente, la elección de medicamentos para diabéticos tipo 2 nunca es obvia y en muchos casos se compone de fases de experimentación y ajuste.

Es la diabetes una enfermedad crónica de la que se lucra la Elite y su industria?

El 20 de Diciembre de 2006, la Asamblea General de Naciones Unidas (nuevamente la ONU de Rockefeller & cia detrás de asuntos turbios) emitió la resolución 61/225. En la misma se reconoce a la diabetes como una enfermedad crónica, debilitante y costosa (grandes cualidades cuando se trata de lucrar con la venta de  medicamentos) associada con enormes complicaciones que coloca en grandes riesgos a las familias, paises y al mundo entero. Dicha resolución designó al 14 de Noviembre como el Día Mundial contra la Diabetes.

Como datos curiosos hay que resaltar que :

Se estima que existen aproximadamente 23,6 millones de afectados en los EEUU (7.8% de la población) de los cuales 17,9 millones han sido diagnosticados [2] ( siendo el 90% de tipo 2).[3] Con índices que se han doblado entre 1990 y 2005, el CDC (centro de control de enfermedades de los EEUU) ha calificado al incremento como de epidemia.[4] Considerando que la ambigüedad existente en los medios generales, y en los científicos, relativa a las causas de la enfermedad y sus mecanismos de desarrollo (como ya hemos visto anteriormente) reflejan un desconocimiento (interesado o no) de los mismos, y que ninguna de las teorías generalmente aceptadas consigue explicar completamente el incremento experimentado en el número de casos en los últimos años, cabría preguntarse si la enfermedad no está siendo incentivada por los que se lucran de ella. Considerando como posible la teoría de que el incremento en el número de casos fuese asociado a los cambios alimenticios, las empresas del sector y su propaganda agresiva dirigida a los niños estarían ya estimulando su expansión. Sin embargo, considerando que la diabetes es una enfermedad de tipo autoinmune, se nos ocurren otros modos más elaborados de favorecerla. La sociedad que se nos impone nos incita a: dormir poco, tomar estimulantes, trabajar mucho, descansar poco, llevar una vida sabática, stress laboral, mala alimentación, contaminación atmosférica, radiaciones, etc. Si todos estos ataques al organismo fueran poco para generar la depresión y el mal funcionamiento del sistema inmunitario (algunos científicos han asociado al cóctel de dichos elementos, más otros como las adicciones a ciertas drogas y la malnutrición, como las verdaderas causas detrás de síndromes como el del SIDA), aún se nos pueden ocurrir otros aún mucho más sofisticados.

Si analizamos algunos de los datos ofrecidos por la ONU:

  • En 2007, los cinco paises con mayores cantidades de enfermos de diabetes eran: India (40.9 millones), China (39.8 millones), los Estados Unidos (19.2 millones), Rusia (9.6 millones) y Alemania (7.4 millones). Curiosamente una combinación de los mayores mercados y de los mayores poderes adquisitivos del mundo.
  • Pero además resulta que otros paises con mercados mucho más reducidos, pero que gozan de un poder adquisitivo mucho mayor como son algunos de los paises más ricos de Oriente Medio, también están entre los más afectados (es casual que la diabetes no se halle tan extendida en paises pobres donde ni el ciudadano medio ni el estado tengan la posibilidad de comprar medicamentos de forma crónica?). En 2007, los cinco paises con la mayor tasa de diabetes entre la población adulta son grandes aliados de occidente: Nauru (30.7%), Emiratos Árabes Unidos (19.5%), Arabia Saudi  (16.7%), Bahrain(15.2%) y Kuwait (14.4%).

Por supuesto, la IDF preveé que los paises en los que más se incremente el número de casos de aquí a 2025 sean, efectivamente, los nuevos paises emergentes (Brasil, India, paises como España, etc)

Según datos facilitados por el Dr. Alberto Goday Arno al portal fundaciondiabetes.org, la evolución del número de casos en España se ha estimado en un incremento desde 2.276.127 de casos en 1996 hasta unos 3166197 casos en 2026. Existe un cierto grado de inexactitud en estas cifras ya que se asumen como válidas en todo el territorio español, pero no tienen en cuenta las variaciones temporales, el envejecimiento de la población, la heterogeneidad territorial, etc. En cualquier caso, son una muestra de la importancia de la diabetes en España.

Diagnóstico

Pedro Del Bosque es un español de 32 años al cual le fue diagnosticada diabetes tipo 2 hace aproximadamente cinco años. Su vida pasaba por un momento complicado. Convivía con su pareja desde hacía 3 años. A pesar de haber sido padre recientemente, su relación de pareja no pasaba por un buen momento. Discusiones constantes derivaron en una situación familiar desorganizada en la que Pedro carecía de horarios. Además de perder su trabajo aquejado de una depresión, esta situación le llevó a urgencias varias veces con episodios de gastroenteritis. También desarrolló una forma de psoriasis durante estos años. El cúmulo de factores socio-familiares que estaba viviendo le arrastraron a descuidar su salud.  Según su propio testimonio empezó a notar que tenía mucha sed y que iba muy a menudo al cuarto de baño. Tan sólo con estos síntomas le diagnosticaron diabetes tipo 2. Un análisis de sangre posterior confirmó el diagnóstico mostrando unos niveles de glucosa altos. Teniendo en cuenta las condiciones fisicas y emocionales por las que atravesaba y la ausencia de patrones alimenticios definidos en su vida, podrían ser estas condiciones por si mismas las responsables del desmoronamiento del sistema inmunitario que explicasen el ataque a la células beta pancreáticas? O por el contrario, el alto nivel de glucosa podría ser simplemente consecuencia de una vida desorganizada en la que la bollería industrial y los refrescos predominasen temporalmente? Dichos resultados nunca fueron confirmados mediante la realizacion de nuevos análisis. De este modo Pedro empezó el tratamiento para diabetes tipo 2: ejercicio, dieta, metformina y repaglimida.

Según Pedro el tratamiento con metformina y repaglimida le resulta muy incómodo. Le provoca sed, naúseas, y otros efectos secundarios. Estarán estos diseñados para convencer al supuesto diabético de que posee una enfermedad crónica que necesita tratar de por vida? Según Pedro, durante ciertas temporadas en las que no toma los medicamentos se siente mucho mejor. Sin embargo, también nos advierte de que ello le lleva a desregularizar sus niveles de glucosa.

La Rosiglitazona

Recientemente hemos podido leer un artículo de Sarah Bosely en el Guardian alertando sobre el uso de uno de los medicamentos que se suele recetar para la diabetes: la rosiglitazona. Los científicos advierten a los médicos que deberían parar de prescribirla, después de que estudios recientes la hayan relacionado con una mayor probabilidad de accidente cardiovascular y muerte que otras de las alternativas previamente revisadas.

David Juurlink, un licenciado en Farmacia afincado en Toronto, y principal autor de un artículo publicado online por British Medical Journal, dice que los doctores no deberían prescribir más la rosiglitazona, comercializada bajo la marca Avandia.

Su estudio incluyó a cerca de 40,000 pacientes de 66 años o mayores, quienes habían sido tratados con rosiglitazona o un medicamento similar (pioglitazona) por sus médicos entre Abril de 2002 y Marzo de 2008 para la diabetes tipo 2. Los lectores más perspicaces habrán reparado en como, una vez más, un medicamento es autorizado sin haber efectuado los tests y pruebas necesarios para su comercialización y sin que las posibles consecuencias interesen demasiado. Tan sólo una investigación posterior desarrollada durante seis años ha podido revelar algunos de los efectos secundarios: los pacientes tratados con pioglitazona sufrieron un riesgo significativamente más bajo de ataque cardiaco o muerte que aquellos tratados con rosiglitazone. Aún así millones de personas en todo el mundo están dispuestas a dejarse inocular con la vacuna de la gripe A, un producto desarrollado en algo menos de cinco meses y con menos de dos meses siendo ensayado en humanos…

Por cada 93 pacientes tratados con rosiglitazona, una muerte o un ataque cardiaco extra ocurrirá cada año respecto a los tratados con pioglitazona.

Ha habido controversia durante algún tiempo respecto a los efesctos de la rosiglitazona en el corazón. Algunos científicos han debatido sobre la interpretación de resultados anteriores. Pero el Dr Juurlink, jefe de división de farmacología clínica y toxicología del Sunnybrook Health Sciences Centre en Toronto, cree que ha llegado la hora de que los médicos paren de prescribir dicho medicamento.

“Como clínico, no me imagino una situación en la que recomendase rosiglitazona en lugar de pioglitazona”.

“Mi lógica para recomendar que la rosiglitazona no continue siendo usada tiene varias razones: hay una cantidad creciente de pruebas de que la rosiglitazona está asociada a un mayor daño que la pioglitazone, hay una plausibilidad biológica para apoyar esta tesis (como ha sido descrito en nuestro artículo, la rosiglitazona es un potente estímulo para la retención de sales y agua en el riñón) y, además, ningún estudio hasta donde tengo conocimiento ha sugerido que la pioglitazona sea menos segura que la rosiglitazone”.

“Rosiglitazona no tiene ni una sola ventaja, siquiera en teoría, sobre la pioglitazona.”

Los riesgos y beneficios de dicho medicamento han sido evaluados por la European Medicines Agency, responsable de su autorización en Europa, la cual dijo en Octubre de 2007 que los beneficios de ambos medicamentos compensaban de manera exagerada a sus riesgos. Aún así, se advertía que la rosiglitazona sólo debería ser usada en pacientes con enfermedades cardiacas después de un análisis meticuloso.

Un editorial publicado online con el artículo sugiere que es todavía muy temprano para  descartar a la rosiglitazona. Dos expertos, Corinne de Vries, profesora de farmacoepidemiología en la University of Bath, y David Russell-Jones, profesor de diabetes y endocrinología en la University of Surrey, dicen que más estudios deben ser realizados. Estos urgen a los pacientes a consultar a su médico de cabezera y a no dejar el tratamiento.

En capitalismo revelado nos preguntamos cómo dos supuestos expertos en salud , piden la realización de nuevos estudios sin, por otro lado, pedir la suspensión de un medicamento que está bajo sospecha incluso antes del estudio del Dr Juulink y que además poseé numerosas alternativas. Como medida preventiva debería paralizarse la comercialización del mismo hasta que el desarrollo de nuevos estudios sea capaz de “demostrar” que dicho medicamento no acarrea un incremento en el riesgo de parada cardiaca. Sin embargo, la presión de la industria farmaceútica sobre médicos e investigadores (habría que escrutinar cuales son las industrias que están financiando sus proyectos de investigación) es tal que no resulta nada difícil ver a ciertos científicos salir a escena a defender algunas de las tesis más descabelladas: la falta de causalidad entre la vacuna de cáncer de cuello del útero y los numerosos episodios de urgencias registrados en todo el mundo, la existencia del virus de la gripe A, la falta de evidencias contra la rosiglitazona, etc.

T. Stevenson

7 Respuestas a “Enfermedades del sistema inmunitario: potenciadas con fines económicos? (Parte 1:Diabetes)

  1. Creo que un blog de estas características es necesario, hace falta una segunda versión que sirva de contrapunto a la oficial.
    Sin embargo en el tema de la diabetes siento no estar nada de acuerdo. Es cierto que las enfermedades autoinmunes están aumentando mucho los últimos años, per no sólo la Diabetes, también la enfermedad de Crohn, asma, diversas alergias o la celiaquía, cuya incidencia está experimentando un incremento espectacular en pocos años.
    Si bien es cierto que las compañías farmacéuticas se enriquecen con los tratamientos necesarios para el control de todas estas enfermedades, lo cual no es óbice para algunas prácticas poco éticas basadas en el sistema capitalista, insinuar que los diagnósticos se efectúan de manera poco estricta con el pretexto de aumentar los casos o incluso agudizar sus síntomas me parece que atenta contra el profesionalismo de muchos médicos o farmacéuticos implicados.
    Como diabético tipo 1 mi diagnóstico pasó por muchos profesionales cuya atención, no me cabe duda, se ciñó en mejorar mi situación y en optimizar mi tratamiento, sin cuya presencia yo moriría. Así de simple, ya que siendo una enfermedad diagnosticada recientemente, durante el primer tercio del siglo XX era mortal.
    Explicar la incontestable mayor incidencia de todas estas enfermedades, exclusivamente en el oscurantismo de las industrias capitalistas me parece muy temerario. La explicación parece encontrarse en los profundos y sobre todo rápidos cambios de los hábitos modernos, teorías como la de la higiene autoinmune considero que tienen mayor base, incluso científica.
    Tampoco estoy de acuerdo a la interpretación de algunos de los datos aportados, como la incidencia de la enfermedad en algunos países. Por supuesto que el ranking de casos lo lideran India y China, cómo no si su población supera los 1.000 millones y en el otro lado EE.UU. y Alemania como muy fieles representantes del estilo moderno de vida que explicaría los cambios de hábitos que parecen estar detrás de este incremento.

  2. Estimado Toni,

    en ningún momento se cuestiona de un modo general la profesionalidad del sector médico aún cuando hoy en día ya existen estudios apuntando a que ciertos profesionales están llevando a cabo conclusiones científicas que benefician a las instituciones que han financiado su investigación. Por poner un ejemplo, Antonio Trilla (jefe del Servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona) ha realizado una “campaña” en diversos medios españoles en los que su opinión como experto ha servido para aumentar la credibilidad del ciudadano sobre el asunto de la gripe A. Algunas de sus aseveraciones van más allá de lo que se puede afirmar de un modo riguroso sobre dicha “supuesta” nueva enfermedad. En otros aspectos no es lo que se dice, sino el modo en el que se dice. Existe relación entre Antoni Trilla y Baxter, GlaxoSmithKline, Sanofi-Aventis, etc? Sería muy interesante investigar dicho aspecto.
    De todos modos a un nivel más profundo dentro del sistema de salud, y de un modo general, los médicos y enfermeras se ciñen a la información científica y teorías “aceptadas”. Desde cierto punto de vista se les puede considerar como técnicos. Realizan análisis y diagnóstican en función de los resultados conforme a métodos previamente publicados en revistas médicas. En otros casos, también son investigadores, sin embargo, como van a contradecir a la eminencia de turno ganador de premio Nobel o autor de cierto artículo en Nature o Science? Eso sería acabar con su carrera como investigador. Que hayamos cuestionado el modo de proceder en el caso de Pedro del Bosque no significa que seesté cometiendo una negligencia médica sistemática y deliberada a dicho nivel (aunque en este post nos planteamos si puede que la haya al nivel superior de los que hacen y financian la ciencia) en el caso de la diabetes.

    Evidentemente no podemos demostrar directamente que la diabetes esté siendo potenciada por la Elite. Puede que ni siquiera sea así. Sin embargo, el análisis detallado de todos los factores relacionados con la enfermedad y su rápida expansión, colocan numerosas sombras. Le invitamos a reflexionar y a intentar deducir de un modo indirecto, tal y como se hace por ejemplo para detectar la presencia de un agujero negro en el cosmos (como ya propuso Platón no podemos mirar directamente a la verdad sino que la debemos de intentar interpretar mediante sus sombras…), la validez de algunas de las hipótesis planteadas en dicho post. Alemania y EEUU, según sus palabras, son representantes del moderno estilo de vida que conduciría a la diabetes. También son representantes del primer mundo, en el que la desnutrición está practicamente erradicada. Cómo se explica entonces que una enfermedad de tipo inmune tenga mayores índices en paises del primer mundo que en los del tercer mundo (en los cuales atendiendo al impacto de la desnutrición debería, sobre el papel, existir una población con un sistema inmunitario más débil?

    El significado de lo que intentamos revelar va más allá. Simplificándolo al extremo, sería algo del tipo de: y si los modelos teóricos aceptados y los procedimientos experimentales que nos llevan a diagnosticar una enfermedad pudiesen explicarse de otro modo, sin la existencia necesaria de una enfermedad o del elemento causante generalmente aceptado?
    A petición de nuestros lectores, hemos investigado sobre un grupo de médicos conocidos como “los disidentes”. Su único pecado, es no estar de acuerdo con la idea, aceptada por la comunidad científico-médica, de que el VIH es el causante del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA). En este caso concreto, al que dedicaremos la segunda parte de este artículo, en opinión de dichos expertos nunca ha sido probado al cien por cien la relación efecto-causa en dicho caso. Esto significa que no se puede asociar de un modo riguroso la presencia del virus a la enfermedad. Numerosos enfermos declaran encontrarse mucho mejor cuando abandonan la terapia antiretroviral. Algunos, incluso siguen vivos. Esta “teoría científica” o “modelo” fue propuesta en los ochenta en medio de un contexto de fuerte presión económica y estatal para encontrar una “causa” que explicase el origen de dicho síndrome. Curiosamente, y entre cientos de posibles explicaciones, se recurrió a una que convertía en pocos años a sus pacientes en crónicos…un tipo de clientes parecido a el de la industria tabaquera que además gasta mucho más dinero. Para entender las implicaciones del término “recurrió” hay que conocer como funciona el mundo científico. Cuando se investiga un campo relativamente nuevo (y algunos que no lo son tanto) los científicos se enfrentan a la nada. Con un antifaz tapando sus ojos intentan describir y comprender lo que les rodea por medio de teorías que les permitan explicar lo que son capaces de “sentir” por medio de unos sentidos mecánicos (las técnicas experimentales). Cuando el conocimiento de un fenómeno no es muy extenso, es fácil que existan varias teorías que puedan explicarlo. Qué pasaría si los que proponen una de dichas “teorías” ha conducido una investigación financiada con dinero de una industria X, la cuál curiosamente en el futuro va a comercializar un medicamento que en teoría debe tratar a la enfermedad con base a dicha teoría? Qué sucede si ese grupo por proceder según ha diseñado la Elite tiene acceso a las revistas científicas más prestigiosas (propiedad de la misma Élite)? Qué pasaría si tras veinte años de aceptación de dicha teoría con todo lo que ello implica(la mala imagen para dicho grupo científico y económico) alguien está en disposición de rebatir dicha postura? Se abrirían las revistas para publicar dicha “perspectiva”? La respuesta es, sólo si dicha nueva perspectiva fuese también a beneficiar a la misma industria con la comercialización de un nuevo medicamento.

  3. Estimado anthropophilia:

    Como dice Ramonet la nueva censura es la sobreinfomación. Por más que intento comparar las versiones oficiales o de la Élite con otras fuentes, como en este caso tu propio blog, en ocasiones tanta información, simplemente me sobrepasa. Esto me sucede especialmente, con todo lo referente a la Gripe A.

    Debido a tanta información que he recopilado, como mínimo tengo dudas más que sólidas respecto a la versión pandémica oficial: dudas en la autenticidad de los diagnósticos, poca incidencia real en comparación a una gripe estacional o los suculentos movimientos bursátiles de las factorías del medicamento Baxter, GlaxoSmithKline o Sanofi-Aventis.

    Sin embargo todo esto no me aporta una certeza incuestionable sobre la inexistencia del H1N1, aunque las pocas pruebas con humanos efectuadas con su vacuna y las prisas de todos los gobiernos por comprar dosis sin tiempo de respuesta, me han llevado a tomar la decisión de no vacunarme y desaconsejar a los míos.

    Por tanto, estoy de acuerdo contigo en que la Gripe Porcina ha servido de bálsamo indudable para una industria que había sentido la crisis. Estoy de acuerdo en que el papel de la OMS ha sido servil y que la respuesta de los gobiernos es tranquilizar a los ciudadanos a costa de aumentar más la deuda con el FMI. Todo ante una amenaza que no parece tan feroz como la pintan. Sin embargo con todo esto, no me atrevo a sugerir, ni que exista la maldita cepa ni que su difusión sea planificada.

    Resumiendo, estoy muy próximo con tu visión del asunto aunque mantengo ciertas dudas.

    Sin embargo no compararia todas las pandemias recientes de influenzavirus recientes con el aumento, también reciente, del número de casos de enfermedades autoinmunes, cuya existencia sin embargo no es nueva. En cuanto a la razón por la que las enfermedades autoinmunes tienen mayor incidencia en sociedades con mejor nutrición, parece radicar en que los afectados no tienen precisamente un sistema inmunitario débil, si no todo lo contrario. Teniendo en cuenta que es su propio sistema inmunitario el que ataca al organismo, por ejemplo las células beta del pancreas en el caso de la diabetes o el intestino delgado en el caso de la enfermedad de Chron, algunos experimentos relacionados con la teoría de la higiene parecen indicar que es precisamente la acelerada creación de un entorno artificial hipertrofiadamente higienizado el causante de este aumento. El cambio de entorno en tan sólo una generación o dos, podría explicar la, digamos así, falta de educación de nuestro sistema inmunológico. Precisamente algunos pacientes con enfermedad de chron mejoran cuando se les suministra pequeñas dosis de agentes patógenos que atacan al intestino, de manera que el sistema inmunológico cesa en sus ataques al propio organismo para estar ocupados ante un posible contagio.

    Como ya he dicho, aunque no existe consenso sobre esta teoría de la higiene, sí parece que el crecimiento de las enfermedades autoinmunes se debe a un cambio brusco de hábitos, propio de las sociedades modernas de consumo. Por otro lado considero que el crecimiento de las enfermedades autoinmunes están libres de sospecha, ya que el tratamiento, salvo en algunas excepciones, se restringe a un sólo fármaco y en ocasiones sólo ante un, digamos, ataque (asma, Chron, alergias…).

    Por último, había oído hablar de la falta de consenso sobre no sólo el diagnóstico, sino incluso sobre la existencia del SIDA, espero con ganas la segunda parte, ya que esté o no siempre de acuerdo con las opiniones o informaciones de tu blog, creo que es un excelente blog que intenta aportar una luz, siempre necesaria, a la moto que nos intentan vender.

    • Estimado Toni,
      este blog sólo tiene la intención de diseminar información a la que no es facil de acceder en muchos casos debido al silencio mediático o al filtro del doblaje y la traducción. Las interpretaciones que cada uno haga de ellas es un tema que no nos atañe a los editores de Capitalismo Revelado. Desde este punto de vista nos parece muy bien que tengas tus propias perspectivas y dudas y que las expreses en nuestro blog. Capitalismo Revelado sólo pretende incitar a la reflexión en una sociedad en la cual sus individuos son incitados cada vez más a entretenerse y dejarse llevar por la corriente.

      Sólo comentaremos algunos puntos de tu mensaje:

      “Sin embargo no compararia todas las pandemias recientes de influenzavirus recientes con el aumento, también reciente, del número de casos de enfermedades autoinmunes, cuya existencia sin embargo no es nueva.”

      Capitalismo Revelado no ha efectuado dicha comparación. Tan sólo se han comparado los sutiles mecanismos que pueden llevar a manipular las conclusiones y las repercusiones del trabajo científico. Ese si que podría ser similar en ambos casos aunque se carecen de pruebas para afirmarlo taxativamente.

      ” En cuanto a la razón por la que las enfermedades autoinmunes tienen mayor incidencia en sociedades con mejor nutrición, parece radicar en que los afectados no tienen precisamente un sistema inmunitario débil, si no todo lo contrario.”

      Evidentemente para discutir estos puntos habría que ser un especialista, pero aún así colocamos la siguiente cuestión: por qué un sistema inmunológico “sano” debería atacar al propio organismo? No debería ser asociado dicho comportamiento a un mal funcionamiento del organismo (si este es incitado por una malnutrición, por stress emocional y/o laboral, por un agente concreto, etc sería otro asunto para discutir)? En nuestra neófita opinión, un mal funcionamiento del organismo sería más fácil de explicar en individuos enfermos que en individuos sanos.

      ” La teoría de la higiene parecen indicar que es precisamente la acelerada creación de un entorno artificial hipertrofiadamente higienizado el causante de este aumento.” El cambio de entorno en tan sólo una generación o dos, podría explicar la, digamos así, falta de educación de nuestro sistema inmunológico. Precisamente algunos pacientes con enfermedad de chron mejoran cuando se les suministra pequeñas dosis de agentes patógenos que atacan al intestino, de manera que el sistema inmunológico cesa en sus ataques al propio organismo para estar ocupados ante un posible contagio.”

      Como comentamos anteriormente se pueden formular muchas teorías para explicar un fenómeno. La de la higiene es sólo una más de todas ellas. Desde aquí, la que nos parece que explica mejor la evolución de las enfermedades del sistema inmunitario es la propuesta por el grupo de los “disidentes” (el propio calificativo ya implica un intento de desprestigio). Esta también incluye elementos de cambio social. Sin embargo, en la misma estos son introducidos por la propia sociedad: el stress laboral, el fin de la estabilidad económica y emocional, la contaminación de los alimentos, el bombardeo psicológico, la exposición a radiaciones, etc. Si alguno de dichos factores puede llegar en forma de elementos químicos desconocidos (cómo por ejemplo los famosos aditivos cancerígenos del tabaco, etc)es una cuestión que dejamos en el aire.

  4. Estimado anthropophilia,

    Como tú bien dices, hay que ser un especialista para que podamos discutir con verdadero rigor sobre este tema y por descontado yo no lo soy. Aún así te dejo un link (espero no alejar demasiado el tema inicial de tu post) de un documental de Documentos TV (El cuerpo en guerra) que trata la hipótesis de la higiene, está bien realizado y resulta incluso ameno: http://www.metacafe.com/watch/2671306/hip_tesis_de_la_higiene/

    Ésta es una teoría más, a la que le doy bastante credibilidad para la explicación de las autoinmunes. En cuanto a las nuevas gripes (de la A a la Z) que surgen y surgirán, de manera totalmente personal estoy más próximo a las teorías “disidentes”.

    Y estoy próximo, gracias a plataformas como tu blog y en eso te felicito de nuevo, que aportan información y datos para contrastar y comparar el discurso oficial que propaga todo el regimiento y batallón de medios on y off line de este país.

    Un saludo

  5. Redalyc, pone a disposición de los usuarios más de 119805 artículos a texto completo, los cuales podrá leer, criticar y analizar.http://redalyc.uaemex.mx/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s